hero

MACADAMIA. NUEZ DE MACADAMIA

Vende y compra lo que quieres

MACADAMIA. NUEZ DE MACADAMIA
Noviembre

MACADAMIA. NUEZ DE MACADAMIA

MACADAMIA, NUEZ DE MACADAMIA


Contenido: Familia, género, origen, variedades y principales características de las variedades comestibles, nombres comunes, descripción de la planta, y necesidades de ésta respecto a: clima, suelo,  uso de frutos, polinización, propagación,  macadamias en macetas, plagas y enfermedades, valor nutricional de la macadamia,  beneficios y propiedades medicinales. ¿Cómo cuidar el árbol? Cuidados básicos del árbol. Tratamientos preventivos en contra de enfermedades y plagas.


----


Al mencionar el árbol de macadamia de manera general, nos referimos a dos especies: M. integrifolia y M. tetraphylla; dentro de estas dos especies existen más de 30 variedades comerciales de árboles de macadamia


Taxonomía del género macadamia


Familia: Proteaceae15


Otras nueces comestibles pertenecientes a la familia Proteaceae son: Gevuín, nuez de Chile (Gevuina avellana) La nuez Helicia (Helicia diversifolia) La nuez rosa (Hicksbeachia pinnatifolia)


Sin embargo, ninguna de éstas ha alcanzado la importancia económica de la macadamia.


Género: Macadamia


Las especies comestibles son: Macadamia integrifolia y Macadamia tetraphylla.


Origen:


La Macadamia tetraphylla es originaria de las áreas costeras del norte de New South Wales, donde las condiciones climáticas son más templadas, y


La M. integrifolia proviene del sureste de Queensland. Ambas especies se encuentran distribuidas entre las latitudes  25ºS y 31ºS.


Variedades:


Algunas Variedades de M. integrifolia y M. tetraphylla son: Kakea 508, Keaau 660, Kau 344, Ikaika 333, Mauka 741, Purvis 294, Pahala 788, Fuji 791, Makai 800, A-527, Huatusco, Victoria.


Variedades de macadamia 100% mexicanas: Variedad Alberca-527  (M. tetraphylla) Origen: Llamada más comúnmente 527, es una selección hecha en 1971 por Gabor Czegeny y el Ing. José Carlos Bautista en Uruapan, Michoacán, en el vivero de la familia Bautista, el “Vivero Alberca” (de ahí el nombre de la variedad). Es una selección realizada a partir de semillas procedentes de California. Características: El árbol es de crecimiento grande, frondoso, de frutos grandes con pericarpio rojizo y un rendimiento potencial18 de 32%. Las semillas son utilizadas para producir la planta como porta injerto.



Características de las variedades comestibles:


Características de la INTERGRIFOLIA


Margen de la hoja: Generalmente lisa algunas veces con  1 a 12 “dientes” por lado


Número de hojas por nudo: tres hojas por nudo


Unión de las hojas: peciolada 1.2 cm


Forma de la hoja: oblanceolada a ovalada.


Color de las inflorescencias: blancas


Color de los brotes foliares: verde claro


Racimos: de 10 a 30 cms largo. 100 a 300 flores


Pericarpio: verde claro brillante


Tamaño de la semilla: 12-32 mm


Forma de la semilla: comúnmente esférica


Textura de la semilla: generalmente lisa


Características de la  MACADAMIA TETRAPHYLLA


Margen de la hoja: Aserrada de 15 a 40 “dientes” por lado


Número de hojas por nudo: 4 hojas por nudo


Unión de las hojas: Sésiles o mínimamente pecioladas


Forma de la hoja: Oblanceoladas


Color de las inflorescencias: Rosadas o color crema


Color de los brotes foliares: De rosa a rojo


Racimos: De 15-45 cms de largo. 100 a 300 flores


Pericarpio: Rojizo y verde grisáceo


Tamaño de la semilla: 12-38 mm


Forma de la semilla: Comúnmente fusiforme similar a una esfera


Textura de la semilla: Generalmente rugosa


Los  árboles provenientes de la cruza de ambas especies, Macadamia tetraphylla y Macadamia integrifolia, son llamados híbridos y presentan características de ambas especies.


Nombres:


Algunos de los nombres que ha recibido la macadamia por las diferentes tribus indígenas australianas son: “Burrawang”, “Kinda-kindal” y “Boombera”. Los australianos no aborígenes a su vez la han llamado “Bauple nut”, “Queensland nut” y “Bush nut”. En 1857 Ferdinand von Meuller, botánico australiano, junto con  Walter Hill, director del Jardín Botánico de Brisbane, Australia, realizaron una exploración botánica recolectando diferentes tipos de plantas en los bosques australianos a lo largo del río Pine en el sur de Queensland,  y allí se hizo la primera recolección botánica de esta planta. Ferdinand von Mueller la bautizó formalmente como género Macadamia en honor a su amigo John Macadam,  famoso científico australiano, químico, maestro de medicina, político y secretario del Instituto de Filosofía de Victoria, Australia.


Descripción de la planta:


La macadamia es un árbol perennifolio que en su hábitat natural alcanza una altura de hasta 15 m; en plantaciones presenta una altura promedio de 7 m. Su forma y la calidad de sus frutos dependen de la temperatura, la luz, el agua, la variedad y el manejo que reciba el árbol.


La raíz………superficial


El sistema radicular del árbol de macadamia se extiende principalmente en sentido lateral, por ello se le conoce como superficial. Es fibrosa y se adapta bien a suelos pobres, ya que puede aprovechar los nutrientes de las capas superiores y superficiales del suelo, donde es primordial proveerle de altos contenidos de materia orgánica.


Suelos….


No tolera suelos anegados y prefiere suelos ligeramente ácidos. El pH7 ideal para el crecimiento de los árboles de macadamia es entre 5.5 y 6.2; por debajo o arriba de estos niveles, el árbol pierde la capacidad de aprovechar algunos macro y micro nutrientes presentes en el suelo. En suelos muy ácidos es necesario preparar el suelo un año antes de  establecer la plantación. Su sistema radicular superficial lo vuelve un árbol susceptible a los vientos, por lo que se recomienda establecer una cortina rompe vientos alrededor de la plantación.


La flor………en racimos


La flor de la macadamia es una flor perfecta (Flores perfectas: Son flores que cuentan con los órganos tanto femeninos como masculinos). Sin embargo, la polinización cruzada en la cual intervienen las abejas como excelentes polinizadoras es su mayor mecanismo de reproducción. La introducción de al menos dos variedades de macadamia en una huerta ayuda a aumentar  la polinización debido a los diferentes tiempos de madurez de los órganos de las flores.


La nuez de macadamia es un fruto esférico que pertenece al grupo de los frutos conocidos como folículos (Folículo: Es una clase de fruto. “Fruto  monocarpelar, seco y dehiscente, que se abre por la sutura ventral”). Está formado por una cáscara exterior verde, botánicamente llamada pericarpio ( Pericarpio: “Parte del fruto que rodea a la semilla y la protege contra las inclemencias del cielo y de los animales”) y en su interior se encuentra la semilla de color café llamada “concha”, famosa y respetada por su gran dureza, con excepción de las ardillas para las que ésta cubierta es sólo un “empaque” de su comida.


La macadamia se puede desarrollar desde los 400 hasta los 1900 msnm. Requiere suelos bien drenados, de 80 cm de profundidad y ricos en materia orgánica.


La macadamia proviene de lugares lluviosos, húmedos, normalmente bosques, pero de temperaturas suaves (sin heladas, o apenas), sin embargo su tolerancia a un relativo amplio rango de condiciones le ha permitido establecerse como cultivo en regiones ligeramente alejadas de los trópicos o subtrópicos. Es relativamente tolerante al frío pudiendo llegar a aguantar heladas suaves. Sin embargo esta tolerancia la gana con el tiempo ya que los árboles jóvenes es muy posible que ni la soporten. Es la gran y primera dificultad que se nos planteará según donde vivamos. Es más tolerante a las altas temperaturas aunque por encima de 32ºC durante demasiado tiempo, puede acarrear consecuencias no deseables. Es recomendable, en lugares calurosos de veranos intensos, proteger el árbol con mallas de sombreo o plantarlo junto a otras especies arbóreas que lo sombreen un poco.


 


Prefiere climas sin heladas, con temperaturas de entre 16 a 25 grados centígrados y lluvias de al menos 1000 mm anuales bien distribuidos a lo largo del año.


No sembrar en zonas de vientos fuertes y colocar cortinas rompevientos en la plantación es importante pues la macadamia es susceptible de romperse o caerse frente a vientos fuertes.


Usos de los Frutos:


La macadamia produce una nuez muy fina de alto valor nutritivo y exquisito sabor. La nuez es tostada, procesada y empacada para comercializarla como nuez tostada y salada, además es utilizada en repostería, confitería, como nuez recubierta de chocolate, en turrones y helados.


Su semilla tiene un altísimo contenido en aceites. Es utilizada en alimentación y en la industria de la cosmética. Hay muchos otros productos que incorporan nuez de macadamia en su composición como licores, mermeladas, y jaleas, sopas y aceites cosméticos que son rápidamente absorbidos por la piel.


La cáscara de la macadamia generalmente regresa al campo como material para abono, la concha encuentra su mejor uso en las calderas de vapor para las plantas procesadoras.



Propagación


¿Cómo seleccionar la semilla para siembra?


La propagación de los árboles se realiza básicamente por medios vegetativos como  el injertado y el estacado, con el fin de no perder las características de la variedad que queremos reproducir, la cual seguramente será una planta de producción precoz que inicia su producción frutal entre los cuatro y cinco años, a diferencia de los árboles reproducidos a partir de semilla y sin injertar, en los cuales  su inicio de producción es en general después del séptimo año.


La semilla de cualquier variedad de macadamia puede ser utilizada para desarrollar plantas para usar como portainjerto.


Sin embargo, es importante no mezclar especies entre el injerto y el portainjerto. Esto es, si nuestro portainjerto es M. integrifolia, nuestra vareta deberá  ser de M. integrifolia y en el caso de un portainjerto de M. tetraphylla, la vareta deberá proceder de un árbol de M. tetraphylla.


El portainjerto es el que dará las características de la raíz al árbol. Es importante que la selección de la semilla sea de una variedad con una raíz vigorosa y un alto porcentaje de germinación, como lo son las variedades Beaumont, Alberca 527, la 660 y la 246.


Hay que utilizar la semilla inmediatamente cosechada, ya que su viabilidad disminuye rápidamente con el tiempo. Para asegurar la calidad de las semillas a sembrar, se recomienda que sean sumergidas en agua y sólo se utilicen  las que se hunden, y se eliminen las flotantes.


Ya que la concha de la macadamia es muy dura, existe un método de escarificación que nos ayuda a acelerar el proceso de germinación. Consiste en sumergir las semillas 24 horas en agua; posteriormente, se ponen un día al sol y nuevamente se sumergen 24 horas en agua; luego se escurren y se siembran de manera inmediata.


Cada semilla tiene un pequeño punto blanquecino (micrópilo) por donde será absorbida el agua; la raíz crecerá a través de la abertura de la nuez y los brotes en dirección opuesta. Por eso es recomendable sembrar la semilla con el punto blanquecino de lado, como se muestra a continuación.


La planta para siembra debe  ser injertada para una cosecha precoz, constante y de buena calidad.


Injertación


Esta debe hacerse cuando las plantas tengan un grosor de 1,5 a 2 cms. Y a una altura de 10 cms. Del suelo, tamaño que alcanzan más o menos al año del trasplante.


Anillado de varetas


Esto consiste en quitar de la parte inferior de la rama un anillo de corteza de 1.5 a 2 pulgadas de largo. Luego un raspado con navaja a la Madera que queda al descubierto.


Anillar las varetas que presenten buenas características en cuanto a producción, grosor adecuado, suficiente follaje etc. De cada vareta anillada salen de 3 a 4 púas. El anillado se hace 45 días antes de cortar la vareta, para que guarde suficientes carbohidratos para su rebrote en la injertación. Se selecciona la vareta de los árboles de la variedad deseada, de preferencia de material que no sea en época de crecimiento vegetativo, y se le hace un anillamiento a la rama eliminando la corteza de 1 cm de ancho. Esto se realiza de 6 a 8 semanas antes de cortar la vareta; de esta manera la vareta acumula nutrientes. Una vez cortada se procede a hacer el injerto. El tipo de injerto más utilizado es el de enchapado lateral; no obstante, debido a la dureza de la vareta, se requiere que el injertador sea experimentado y realice un corte preciso. Los momentos más oportunos para injertar son otoño y en especial primavera.


Tipos de injerto


Entre los tipos de injerto que se realizan en almácigos de macadamia están el injerto Reyna, injerto lateral y de empalme. El más utilizado en la actualidad es el método Reyna.


Para el momento de la injertación se cortan las ramas anilladas y se quitan cuidadosamente las hojas, dejándoles dos o más verticilios y luego colocarlos en una caja con musgo húmedo y se cubren con pedazos de periódico y trapos húmedos. El injertador debe cortar las varetas, seleccionar las púas, injertar y vendar con nylon y luego cubrir con cinta parafilm o parafina.


El desvende se realiza a los 4 meses después de injertado para evitar ahorcamiento de plantas. Las óptimas condiciones de manejo permiten conseguir entre dos y tres canastas en un periodo de dos años.


La siembra de la planta:


La planta de siembra debe tener al menos 2 años y 80 cm alto.


La huerta debe  tener orientación norte-sur para un mayor aprovechamiento de la luz solar.


En caso de zonas con altas pendientes, la orientación se dará en función de las curvas de nivel para proteger  nuestros suelos de la erosión.


La densidad de siembra dependerá de la huerta, la variedad sembrada y el manejo que consideremos realizar.


La macadamia se puede cultivar con otros cultivos como el café, el durazno y la guayaba, así como con etapas tempranas de la zarzamora, el chile habanero y la papaya, entre otros. Esto enriquece y equilibra nuestra huerta.


De manera general, la macadamia M. integrifolia se adapta mejor a zonas más cálidas que M. tetraphylla que puede estar en climas templados-fríos.


Se selecciona la vareta de los árboles de la variedad deseada, de preferencia de material que no sea en época de crecimiento vegetativo, y se le hace un anillamiento a la rama eliminando la corteza de 1 cm de ancho. Esto se realiza de 6 a 8 semanas antes de cortar la vareta; de esta manera la vareta acumula nutrientes. Una vez cortada se procede a hacer el injerto. El tipo de injerto más utilizado es el de enchapado lateral; no obstante, debido a la dureza de la vareta, se requiere que el injertador sea experimentado y realice un corte preciso. Los momentos más oportunos para injertar son otoño y en especial primavera.













































































































Composición nutricional de la Macadamia



Componentes



Contenido de 100 g de parte comestible



Valores diarios recomendados (basado en una dieta de 2,000 calorías)



Calorías



702



 



Agua



2.88 g



 



Carbohidratos



13.73 g



300 g



Ceniza



1.36 g



 



Fibra



5.28 g



25 g



Lípidos Totales



73.72 g



 



Proteína (N x 5.30)



8.30 g



 



Riboflavina



0.11 g



1.7 mg



Ácido Ascórbico



0 mg



60 mg



Calcio



70 mg



162 mg



Cobre



0.29 mg



 



Fósforo



136 mg



125 mg



Hierro



2.41 mg



18 mg



Magnesio



116 mg



100 mg



Niacina



2.140 mg



20 mg



Potasio



368 mg



3500 mg



Sodio



5 mg



2400 mg



Tiamina



0.35 mg



 



Zinc



1.71 mg



15 mg



Fuente: USDA


Especies del género macadamia no comestibles


Varios botánicos han descrito un total de 10 diferentes especies de macadamia, de las cuales la mayoría produce una nuez de sabor amargo. Mosqueda (1980) menciona que existen diez especies reconocidas del género macadamia y enfatiza la posibilidad de usar algunas de ellas en el futuro como portainjertos o en programas de mejoramiento genético. Dichas especies  son: M. ternifolia, las tres nativas de Australia; M. neurophylla, M. fracii, M. leptophylla, M. rousseli, M. vieillardi y M. angustifolia, nativas de Nueva Caledonia; y M. hildebrandii, nativa de la isla de Célebes Central,  Indonesia.


Como manejo comprenderemos  la serie de actividades que se necesitan practicar en una huerta para mantenerla sana y altamente productiva. Podas, fertilizaciones, monitoreo de plagas, introducción de colmenas, limpieza y análisis de suelo son algunas de las prácticas  más importantes en el calendario anual de manejo que diseñemos a partir de la observación y el registro constante, lo cual  nos ayudará a comprender nuestra huerta y poder atenderla lo más acertadamente posible.


Podas requeridas: ¿Es importante podar los árboles de macadamia?


La forma de los árboles incide directamente sobre su resistencia al viento, su precocidad de producción, su vigor, en el número de ramas productoras de flores que a su vez darán frutos y en su período de producción. Los años formativos del árbol de macadamia son los primeros 3 o 4 años. Durante estos primeros años, es importante que el árbol construya una estructura fuerte tanto de la copa como en sus raíces, para que pueda dar y sostener su cosecha. A las primeras podas que debe recibir el árbol se les conoce como podas formativas. Este tipo de podas puede realizarse inmediatamente después de plantar, haciendo un corte a partir  de los 70 u 80 cm de altura de la planta para estimular el crecimiento de ramas laterales. Todas las ramas que crezcan debajo de estos 70 u 80 cm deberán ser eliminadas para asegurar que las ramas que se desarrollarán sobre el injerto  formen el primer nivel o piso de ramas. Tan pronto  se desarrollen las nuevas ramas laterales después de la poda, se definirá una de las ramas como la rama central o líder y cada 30 cm aproximadamente se repetirá esta poda para dar los diferentes niveles de pisos en el árbol de macadamia. En plantaciones de baja densidad, se pueden dejar 2 o 3 ramas de crecimiento vertical en los árboles, pero definiendo cuál quedará como la rama líder o central. Al siguiente año, es aconsejable hacer un segundo corte o poda para asegurar que las ramas laterales crezcan o se desarrollen con un ángulo de unión mayor a 45º, para hacer más fuerte la unión en la base de la rama y poder sostener las cosechas sin romperse, además de permitir la entrada de luz al árbol. Las podas requieren un seguimiento constante. El retraso de las podas ocasiona que las ramas creadas no aptas sean “energía desperdiciada” por el árbol,  en vez de que sea utilizada para el desarrollo de ramas definidas. También es importante tener cuidado de no excederse en las podas puesto que el crecimiento de las ramas lleva tiempo y de ellas depende la formación de flores y, por lo tanto, de frutos. Una propuesta para corregir los ángulos incorrectos de crecimiento sin realizar podas es colocar tirantes o pedazos de madera entre las ramas.


Para que los árboles se mantengan dentro del espacio planeado en el diseño de la huerta y con la misma producción, deberán ser podados anualmente. La  poda regular considera que la altura de los árboles representa un 70 u 80% del ancho del área de trabajo.


Abonado y fertilización:


Durante los primeros cuatro años se pueden usar abonos animales (compostados) y gruesas capas de cobertura orgánica. Más tarde habrá que cuidar que al usar abonos animales no se provoquen sobredosis de N, una insuficiencia de K y que el pH no se eleve. Como mencionamos antes con el uso de fertilizantes orgánicos con alto contenido de N como el estiércol fresco, habrá que cuidar el ciclo anual del árbol de tal manera que no se produzca un crecimiento vegetativo cuando el árbol se encuentre en la fase de formación de la nuez. Con aplicaciones de harina de basalto (entre otros con alto contenido de K) se han tenido buenas experiencias. Se recomienda usar harinas de basalto que tengan un grosor de grano de entre  2  y 5 mm.


Algunos fertilizantes recomendados son: Harina de roca, Composta, Estiércol, Siembra con cubierta de suelo y abono verde, cobertura orgánica (mulch), Fertilizantes de algas (ricos en elementos menores).


Fertilización


La macadamia no tolera condiciones pobres en nutrición y a las primeras señales de deficiencia se ve una marcada reducción en la producción y luego la decadencia en la condición del árbol con menos cantidad de hojas y más distanciadas. Lo ideal es basarse en un análisis de suelos, que permita establecer los niveles de fertilidad del suelo y las distintas relaciones entre los elementos nutricionales, sin embargo se puede recomendar los siguientes elementos y dosis:


Las fertilizaciones con ureas y productos basados en potasio son necesarias y se recomienda en fertilizaciones Nitrogenadas una aplicación de 25 a 50 gramos por año por árbol. La fertilización con Potasio se recomienda en relación de 1:1 con nitrógeno hasta un quinto año y del sexto año en adelante la relación puede variar de 1.25 a 1.50:1.


Las aplicaciones de calcio se harán dependiendo de las condiciones de pH. Las aplicaciones de cal dolomítica estarán siendo regidas por el contenido de potasio y magnesio con que cuenta el suelo. El Boro se puede considerar el elemento más importante en la nutrición de la macadamia, es responsable de la división celular, la germinación del polen, transporte de carbohidratos a través de las paredes celulares, y el desplazamiento de las hormonas en la planta. Las flores y las frutas son especialmente sensibles a la deficiencia de boro. Las aplicaciones de boro foliar dan buenos resultados en el aumento de la producción, en la recuperación y aumento de la calidad de la nuez. Se pueden aplicar 500cc por tonel de 200 litros de agua. Al suelo se pueden agregar 3 gramos de solubor o borax por árbol. El Zinc juega una función importante en la fertilidad de la parte femenina de las flores de macadamia, se deben hacer aplicaciones de zinc en forma foliar con una dosis de 500 cc por tonel de agua.


Enfermedades y Plagas:¿Se enferman los árboles de macadamia?


En México las plantaciones de macadamia no presentan enfermedades avasalladoras. El deterioro de las raíces es la principal causa de enfermedades en los árboles de macadamia. Se debe poner mucha atención en las características físicas y químicas del suelo y promover la actividad biológica del mismo.  Una huerta donde el sol y el viento pueden entrar fácilmente al interior de los árboles, hasta el suelo, definitivamente será una huerta más sana. El mayor incremento de floración en la macadamia ocurre entre los 6 y 7 años de edad de los árboles de macadamia y es entonces también cuando comienzan los síntomas de deterioro si el suelo no está cuidadosamente preparado, puesto que en este momento las demandas nutricionales comienzan a aumentar. En general, estos síntomas ocurren a los diez años de la huerta, después de 2 o 3 cosechas comerciales. En varios países se considera tolerable hasta un 15% de pérdidas en la cosecha por plagas o enfermedades, como parte de un balance natural de la huerta. La aplicación de insecticidas o controles anti plagas implicaría un mayor riesgo y gasto económico si estamos por debajo de este 15%.


Plagas


Cuando ocurren las floraciones del mes de julio hay que iniciar un programa de monitoreo de plagas como trips, afidos, Chicharritas etc. insectos que ocasionan daño en las inflorescencias, sin embargo cuando las floraciones son continuas es necesario mantener un muestreo permanente para determinar poblaciones de insectos y tomar decisiones oportunas en cuanto a su control.


Las principales plagas que afectan la macadamia son:



  • Chicharritas: también llamadas loritos verdes, piojo saltón, afectan el follaje provocando quemaduras, amarillamiento y un detenimiento general del crecimiento vegetativo; afectan a las flores en su estado de primordio floral evitando su desarrollo y pueden ocasionar una baja considerable en las producciones.

  • Control: cuando el nivel crítico de 2 chicharritas por meristemo por árbol se ha superado se pueden hacer dos tipos de control. Cultural: control eficaz de malezas, hacer rondas, eliminar hospederos alternos como fríjol y otros. Químico: se pueden aplicar insecticidas como malathion, thidan, sevin etc.



  • Trips: Son insectos que afectan las inflorescencias al momento en que estas se abren provocando secamiento parcial o completo de estas; evitando el cuaje de frutos, también daña los frutos pequeños deformándolos y provocando que estos sean abortados por la planta.

  • Control: uso de variedades tolerantes, cultivos trampa como el palo de agua, eliminación de malezas especialmente la mejorana. Además se pueden hacer aplicaciones con Microcap, malathion, piretroides etc.



  • Gusano Barrenador del fruto: Ecditholopha thorthicornis, el insecto adulto es una palomilla que deposita sus huevos en las nueces tiernas, y las larvas al eclosionar perforan las nueces tiernas provocando pérdidas en producción.

  • Control: recolección de todas las nueces buenas y destrucción de las nueces dañadas; aplicación de thiodan a razón de 500 cc por 200 litros de agua.


Enfermedades


De las más comunes encontradas en plantaciones de macadamia son Phytopthora cinamoni, la cual hace que lo árboles pierdan vigor y color hasta que pierden follaje. Ataca principalmente los tallos provocando exudaciones de resina color rojo y la corteza fácilmente desprendible.


El control debe ser preventivo evitando comprar almácigos sin estándares adecuados de sanidad, calzar bien las plantas al momento de la siembra y al encontrar árboles con daño hacer aplicaciones de fungicidas sistémicos al área infectada.


Botritis: ataca principalmente las flores y su infección puede ser devastadora y provocar pérdidas muy grandes. Los racimos de flores infectados se tornan de color gris oscuro a negro, debido a la gran cantidad de esporas que descarga se infectan los pétalos y los estambres. El hongo llega a esparcirse por el viento y lluvia. El control se puede hacer preventivo con Carbendazim a razón de 400 cc por 200 litros de agua.


Muerte Súbita: ocasionada por los hongos Rhizoctonia Sp. Rosellinia Sp. Los síntomas son: amarillamiento general del árbol, defoliación de ramas, el follaje se observa de color café de arriba hacia abajo, las ramas empiezan a necrosarse de la base hacia la punta, el sistema radicular se torna necrótico y sin sabia y se observa en las raíces un micelio de color negro y gris algodonoso; por último la muerte total del árbol ocurre a los 5 u 8 días después del primer síntoma.


Control: Eliminar por completo árboles muertos, arrancar raíces y quemarlas o sacarlas de la plantación. Aplicar fungicidas sistémicos específicos para el control de los hongos mencionados. Aplicación de abonos orgánicos como la cáscara de la nuez.


Control de malezas


El control de malezas se hace para evitar competencia de malezas con la plantación y para mantener el plato de cosecha limpio. Integrando varios métodos de control que son:



  • Método manual: eliminación de malezas con machete, es más utilizado en plantaciones nuevas, principalmente en la época lluviosa para evitar erosiones hídricas.

  • Método mecánico: Se utilizan chapiadoras con personal especializado y protectores, para evitar daños en los tallos. Es aplicable en plantaciones adultas de 8 años en adelante.

  • Método Químico: Se utiliza en plantaciones en crecimiento y se puede generalizar en la época seca, se utilizan herbicidas quemantes o sistémicos.


¿Cómo cosechar?


Las actividades más importantes para mantener la calidad de nuestra nuez durante la cosecha son: 1.limpiar el suelo antes de la cosecha. Cosechar la nuez del suelo lo más rápido posible. 2. descascarar inmediatamente la nuez cosechada. 3. seleccionar la nuez sana en un baño de inmersión. 4. bajar el contenido de humedad de la nuez al 10% con temperaturas no mayores a 35 grados centígrados. 5. almacenar la nuez en un lugar ventilado y sombreado


Nunca se debe cosechar la nuez directamente del árbol; hay que esperar a que ésta haya caído por sí sola al suelo. El árbol de manera natural genera la caída del fruto al suelo cuando está maduro y tiene el mayor porcentaje de aceite en su interior. El ojo humano del mejor experto puede fallar para detectar esta madurez del fruto, ya que podemos encontrar nueces de gran tamaño pero aún inmaduras (cuando su contenido de carbohidratos no se ha transformado en aceite).


La cosecha se debe realizar del suelo, no del árbol.


En lugares donde el clima es seco, se recomienda espaciar la cosecha entre las diferentes áreas de la plantación con un máximo de 4 semanas de diferencia entre cada área. En condiciones de humedad como las que predominan en las plantaciones de México, se deben cosechar las nueces tan rápido como sea posible, con una diferencia máxima de una semana entre las diferentes áreas de la plantación.


La cosecha se debe realizar con arpillas (costales de malla) o recipientes ventilados.


No se deben dejar las nueces en el suelo por más de una semana, sobre todo en época de lluvias.


La nuez de macadamia se comercializa al consumidor final con un proceso posterior a su secado, que es el de tostar o freír la nuez. Este proceso  potencializa el sabor  y ayuda a eliminar cualquier microorganismo que pudiera estar presente en la nuez, lo que le da mayor vida de anaquel al producto. El alto contenido de aceite que posee la macadamia permite que el proceso de tostado sea natural, excelente y sano. De manera general, para tostarla la macadamia en seco, se sugiere una temperatura de 135 grados centígrados de 40 a 50 minutos. Para que el tostado sea parejo, debe utilizarse una secadora especialmente diseñada para el tostado homogéneo o estar moviendo la nuez constantemente durante su tostado. No obstante, hay empresas que prefieren freír la nuez. Esto se hace de preferencia en aceite de coco refinado e hidrogenado, a una temperatura de 135 grados centígrados durante 12 a 15 minutos. Cuando la nuez adquiere un color café dorado muy ligero, se saca del aceite y se escurre o centrifuga para eliminar el exceso de aceite; al igual que en el proceso de tostado, se recomienda que las nueces se enfríen tan rápido como sea posible con una corriente de aire frío para evitar su cocimiento en exceso. Debido a que las nueces absorben humedad rápidamente, se les debe empacar  en cuanto estén preparadas y frías.


Se consultó para organizar la data:


Cultivo de Nuez de Macadamia. Asociación Nacional del Café (ANACAFE). Guatemala.  www.anacafe.org


Cultivo de la Macdamia  www.agromatica.es/cultivo-de-macadmia


Pero el texto se fundamentó esencialmente en el excelente y cuidadoso trabajo de Gabina Sol Quintas.


Manual Técnico para Productores de Nuez de Macadmia: Guía de siembra manejo y procesamiento. Autor: Gabina Sol Quintas. Ed: Asociación Mexicana de Productores procesadores y exportadores de Nuez de Macadamia. A.C. FUNPROVER Fundación Produce Veracruz Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación SAGARPA. México 2011. 264pp.


 


Data organizada por rperesbarbosa.


Si desea algún árbol frutal o saber acerca de él ir a https://greenmarket.com.mx


Se hacen envíos a todo el país

Comentarios (0)


Dejanos un comentario

* campos obligatorios
Tu correo no será mostrado ni compartido